martes, 28 de abril de 2009

La Renta Básica Universal o como morirse del infarto (I)



Radicalmente cierto es que tenía un tanto "abandonada" la bitácora, pero esta siesta -no suelo dormir la siesta-, leyendo en "Expansión" este artículo, me he lanzado a las teclas para escribir vorazmente. La causa de mi turbación ha sido la puesta en mi conocimiento de una perla de las utopías mundiales; la renta variable universal o lo que es lo mismo, el derecho de todo ciudadano mayor de edad a recibir una renta mínima que garantice la satisfacción de sus necesidades básicas sólo por el hecho de estar en posesión de la propia ciudadanía y sin estar obligado a ninguna contraprestación a cambio. La fuente enlazada arriba habla de una cantidad que sería de 500 euros para cada ciudadano español, esto a multiplicar por cada ciudadano en posesión de la nacionalidad mayor de 18 años, acumulable a sus haberes por rendimientos de trabajo u otras naturalezas de por vida. El caso es que el Gobierno ha formado una comisión para estudiar el asunto. El periódico que da la noticia no la pone en portada ni otorga a la misma un trato especial, porque nos queremos figurar que no se la toma en serio. Yo tampoco me la tomo en serio en lo más mínimo, en primer lugar por la misma razón por la que probablemente no lo hagan ellos; es algo radicalmente inviable por muy buen rollo que un gobierno quiera tener con la ciudadanía, y la segunda, es que en tiempos de descojono económico como los que vivimos, supondría tal despropósito para el sistema, que acabaríamos en la más radical de las debacles nacionales. Pero analicemos los porqués, sólo como divertimento, entendamos que es un análisis similar al que podemos hacer con planteamientos similares al "¿qué haría yo si fuera invisible"? o "¿qué haría yo si pudiera realmente leer el futuro?". Bien, "¿qué pasaría si se instituyera una renta básica universal de 500 euros en España?"
En primer lugar, analicemos lo que supondría en dinero. Para ello, echaremos una "cuenta de la vieja" así al estilo taberna. Vamos a ver. En España "semos" unos 46 millones de habitantes, así redondeando, y de nosotros, un 18 por ciento aproximadamente es menor de 18 años -datos calculados de aquí-. Redondeando aún más, dejemos la cifra de mayores de edad en un 80%. Sobre 46 millones, el 80% vienen a ser unas 36.800.000 almas. Es igual, dejémoslo en 36 millones nada más. Ahora sólo queda multiplicar esta cifra por 500 y obtendríamos la bonita cifra de... 18.000.000.000 de euros, o sea, 18 mil millones de euros. Esto en pesetas de las antiguas sería la friolera de... Multiplicad por 166, vamos a dejarlo. El PIB en 2007 fué de un poco menos de un billón y medio de euros, cifra que a día de hoy creo que se contrae, o sea que vamos a suponer que esta cantidad se iría a un 2% del PIB. Según se mire, no es tanto, sólo un dos por ciento, sólo dos entre cien; si tienes cien euros, te quedas con noventa y ocho; no es tanto....
Bien, demos un giro a nuestra historia. Manolito es de una zona rural del país. Tiene los pelos de punta, un piercing y quince años. Vive en una casa propiedad de sus padres, que heredaron del abuelo al casarse. Su padre, Manolo, se dedica a las labores del campo como asalariado , actividad que combina con trabajos esporádicos de albañilería coincidiendo con las épocas anuales de inactividad agraria. La madre de Manolito, Auxi, es ama de casa.
Al tener precios bajos en la tienda de comestibles del pueblo, necesitar poco transporte, ya que en el pueblo todo está a mano, y tener la ayuda del huertillo, el gallinero y la matanza, haciendas que el padre atiende en sus periodos de baja actividad laboral, y que el abuelo, jubilado, mantiene prácticamente a diario en ausencia del padre, en el pueblo de 1500 habitantes la familia vive por unos 700 euros al mes, no olvidemos que no pagan alquiler.
Manolito compagina sus estudios de la ESO, que no le van muy bien -las suspende prácticamente todas-, con alguna chapucilla -cuidar un rebaño el fin de semana, ayudar en el corte de la chusca alguna vez a su padre o su tío, etc-. Por esto recibe pequeñas cantidades que invierte debidamente en el botellón que se celebra a las afueras del pueblo cada viernes o sábado, o viernes y sábado cuando la economía le llega. Nuestro pequeño héroe tiene muchas ilusiones, siendo las principales la moto y el coche tuning y tan sólo una sombra en su destino; le faltan ocho meses para llegar a los dieciséis. Como Manolito no estudia, su padre le sacará del instituto al que asiste después del verano y le "colocará" de aprendiz de peón en una cuadrilla de albañiles local, tarea que Manolito habrá de alternar con las temporadas del campo quiera o no. Cierto es que Manolito tendrá una asignación semanal mayor a la de hoy, pero el sobre del sueldo de Manolito quedará en casa para ayudar a la economía de la familia, parte del sueldo lo invertirá la Auxi en el gasto corriente, parte irá a una cartilla donde Auxi lleva ahorrando desde que Manolito era chico para su ajuar de novio. A todo esto, la aportación de Manolito, con su contrato de aprendiz por horas y las faenas del campo, es de 400 euros mensuales, que sumados a los 900 que ingresa Manolo, arrojan una suma de 1300 euros mensuales. La cosa en el mundo no anda bien, pero para apañarnos no falta. A veces vamos al paro, pero casi siempre antes de empezar a cobrarlo -unos dos meses después de ingresar en él-, ya estamos trabajando otra vez.
Esta es una dinámica bastante habitual en el medio rural de muchas zonas del país, hasta aquí no hay ciencia ficción. Vayamos a ella.
Ha llegado la gran noticia; habrá 500 euros a partir del año próximo para todos los habitantes del pueblo, trabajen o no, sólo hay que ser mayor de edad para recibirlos.
Ahora Manolito tiene 18 años y gana 650 euros al mes con un contrato a media jornada mas pluses. Hagamos números;


Manolito-----650 + 500= 1150 euros
Manolo -----900 +500= 1400 euros
Auxi ---------500 = 500 euros
__________________________
total = 3.050 euros

La idea en sí es genial. La familia de Manolito ha visto aumentados sus ingresos en más de un 300% con respecto al momento en que Manolito tenía quince para dieciséis años, y como ellos, unos 1100 habitantes más de los 1500 del pueblo han visto un fenómeno de prosperidad parecido. El dueño de la tienda de comestibles, Marcial, ha hecho capital, porque la gente va a comprar con una alegría, una exigencia y una búsqueda de la calidad no vistas hasta ahora, así que ha ampliado el local y ha convertido su pequeña tienda "comestibles Marcial", heredada de su padre y su abuelo, en un moderno supermercado, "alimentación Yesimar", por sus niñas, Yesica y María. Al haberse hecho mayor la demanda, los precios de los proveedores han subido, eso sí, además de los precios de la gasolina, con lo cual, Marcial cobra ya bastante caro. Un kilo de jamón de York primera que antes costaba 4,20 euros, ahora se va a 7,42, debido a la subida de las materias primas, la subida del IVA que se ha ido a un 11% desde el 7% anterior y un nuevo impuesto, el IMVA o impuesto monetario sobre el valor añadido, pensado para evitar la especulación. En los 3 años que llevamos cobrando los 500 euros, las cosas valen el doble, pero no pasa nada, es algo más del doble lo que ganamos ahora, no hay problema.
Pero el tiempo sigue pasando, y hay más cosas. Para ser competitivos hay que bajar los precios, y Marcial debe buscar proveedores más baratos. Un hombre industrioso como él, no puede tolerar que las grandes superficies le ganen en la carrera económica. David vencerá a Goliat. Y los ha enontrado. Hay proveedores, los mismos que los del carrefour en la zona, que venden un 16% más barato con una política muy sencilla; compran en origen más barato y venden también más barato; a menor coste de venta, menos impuestos. Marcial sólo tiene que ir a un almacén mayorista en Madrid a por el género; con nuestro isotermo lo haremos en un momento -se dice Marcial-. Así que va a por género, carga el isotermo y llega al pueblo dispuesto a bajar los precios en un 5%, que el cansancio de ir a Madrid a cada dos por tres se lo tiene que pagar alguien. Correrán las voces y la clientela de los pueblos de alrededor acudirá en masa como ha ocurrido otras veces en las que Marcial ha encontrado partidas de género regalao. Marcial descarga el camión de productos y llena los estantes. Leyendo una etiqueta ve la denominación "Producto de la comarca de las Termillas". ¡coño! dice Marcial, si las Termillas empiezan aquí mismo en el pueblo, estos productos son de nuestra tierra, y ¡qué baratos!.
Volvemos con nuestros héroes. Manolo comienza la temporada de recogida de la brusela, tiene para algo más de un mes, pero empalmará para el mismo patrón con la del espárrago y su empaquetado, con lo que tirará un mes más. Manolito y su padre van a la cooperativa para ser contratados como externos a la misma y ven al encargado.
-Hola Silverio, ¿como andamos?. Venimos el muchacho y yo a ver si hacemos algo, que hemos acabado una obra antes de ayer por la mañana y no hemos cogido otra ná más que para venirnos contigo.
-¡coño Manolo! Vamos a ver, aquí tengo la lista, os voy apuntando, pero sólo una cosa; nos pagan los de Madrid a nada este año la brusela, o sea que en vez de a cuatro euros la hora de faena, te la tengo que pagar a dos ochenta, a mí en el mercado no me pagan los espárragos a más. el "espárrago de las Termillas" se compra en origen muy barato ahora.
-Joer, pues donde Marcial valen el doble que hace dos años....
-Sí, pero eso es por los impuestos, a nosotros cada vez nos los pagan a menos, si no bajamos el precio en las cooperativas, se los compran a Guinea Bissau, los traen en barcos y se lo ahorran.
-Cagüen la leche Silverio.... Espérate, no nos apuntes, lo voy a hablar con la parienta, a ver qué dice. Yo te llamo.
-Como quieras Manolo, llámame con lo que sea hoy o mañana, que tengo que empezar ya....
- Vale Silverio, no te preocupes.

Manolo y Manolito se dirigen a Casa y la mente cartesiana de Manolo echa cuentas.... A ver, estamos en el paro desde hace dos días. Tenemos derecho a catorce meses a 640 euros de paro al mes cada uno, si no nos falla la cuenta. Si trabajáramos en el Silverio ganaríamos 525 con la rebaja de este año en el sueldo... De 1280 sin trabajar a 1050 trabajando... Manolito hijo, vamos a descansar una temporada.
Ahora Manolo y Manolito no trabajan, van al bar de Alfonso a tomar unos chatos. En lugar de ellos, Embutu y Mohamed, recién llegados en una patera, trabajan recogiendo espárragos y bruselas. Cada uno de ellos dos recibe 600 euros al mes -trabajan catorce horas diarias-, y no tienen derecho a la renta de 500 euros, porque no son españoles.
Pero Manolito y Manolo de momento no teienen prisa por buscar trabajo, aunque es incómodo que las cervezas y la tienda de Marcial sigan subiendo los precios. Ya no se vive tan bien, los impuestos de los artículos y por consiguiente sus precios suben sin parar. Ahora vamos a sembrar el huerto de la tía Vitoria, que llevaba tiempo sin que lo sembrara nadie. Así nos entretenemos y sacamos lo necesario casi para comer.
Ha pasado otro año más. Ahora sí que hay que buscar trabajo. Manolo y Manolito van a ver a Silverio para trabajar en la recolección. Esta vez y dada la necesidad, están dispuestos a trabajar más barato.
-Hola Silverio.
-Coño Manolo, cuánto tiempo sin verte.
-Ya ves, andamos aburríos de no hacer ná y nos hemos acercado a ver si nos enganchamos a la brusela.
- Pues mal momento es este. La verdad es que la pagan a poco, cada vez a menos y ya tengo gente.
-¿Los morenos?
- Pues mira, sí, tengo a catorce morenos, y es que los muchachos trabajan por ná y menos y hasta eslomarse, me cumplen bien y es que si no es así, tengo que dar la tierra al barbecho, porque es que no se saca, cada vez se paga el fruto a menos.

Bueno Silverio, nos vamos a dar una vuelta.

Ahora la cuenta es otra. El paro se ha acabado. La unidad familiar ingresa 1500 euros al mes, pero los precios han subido un 200% desde los tiempos en los que se ingresaban 1300. Realmente, la ganancia por persona es prácticamente la misma que la de Embutu y Mohamed, salvo porque estos últimos trabajan. La única ventaja es que Manolo y su familia no pagan alquiler. Pero Mohamed y Embutu que son dos chicos apuestos y curtidos, se han hecho novios de Yesica y María respectivamente, las hijas de Marcial, dos mozas modernas y encantadas con un par de novios que se parecen a dos raperos de Nueva York cuando se ponen guapos el fin de semana. De otros atractivos más ocultos de estos galanes, se supone algo, y aunque Yesica y María no hayan dado detalles, la imaginación colectiva y lo contentas e ilusionadas que se ve a las hijas del industrial dan pie sobradamente a todo tipo de comentarios y alusiones veladas. Marcial, que no es ajeno a las medias sonrisas de la parroquia cuando sienten pasar tarareando a alguna de sus mozas en la trastienda, en un principio ha montado en cólera por razones que sólo él mismo sabía... bueno, el resto del pueblo también las sabía, y sólo se ha visto suavizada su ira cuando se ha llevado a los dos apuestos agarenos el sábado pasado a Madrid en el isotermo y los dos muchachos le han llenado el camión en un plisplás sin pedirle nada a cambio -Marcial se ha ahorrado 100 euros porque no ha tenido que llevarse al Grabiel y al Perico a 50 por barba y que en cuanto te das la vuelta ya andan con el porro en el aparcamiento del almacén-, y contento con el trabajo de los muchachos, visto lo visto más que posibles futuros yernos algún día, les ha invitado a unas cervezas y les ha comprado un par de paquetes de tabaco a cada uno viniendo ya para acá a las afueras de Madrid. ¡Pues no te jode que uno de ellos, el más menudo, se ha bebido la cerveza sin alcohol porque ni bebe....!
Pues bueno, corte para dos yernos trabajaores y sin vicios tengo yo en mi casa, mira, que me vienen los nietos chocolates.... Mi padre va para diecisiete años que falta y no lo va a ver, que ahí sí que tendríamos un drama.... Y estos dos muchachos, cuando se casen con la mi Yesi y la mi María, tendrán la nacionalidad y el derecho a los 500 euros, y yo les tengo una casa en el pueblo a cada una de las niñas, -porque con las hipotecas al 2,50 + euríbor que está a su vez al 6, 25-, no hay quien se meta en un piso de 80 metros cuadrados por 40 millones en el pueblo cabeza de partido de las Termillas, a 26 kilómetros de este-.


Y uniendo ciencia ficción y realidad, el tiempo seguirá pasando, y cada vez más gente cobrará los 500 euros, y la inflación y los impuestos subirán, y el déficit público también, y menos gente estará interesada en trabajar, algunos ni siquiera empezarán a hacerlo, con lo cual las cotizaciones serán menores y menos gente pagará IRPF....
Como curiosidad, parece ser que el emirato de Kuwait, en el golfo pérsico, paga una renta universal a sus ciudadanos de unos 3000 euros al mes si son hombres y algo menos a las mujeres -el dato es cierto,pero no sé si exacto en las cantidades-, Es un país que nada en petróleo y tiene KIO, o lo que es lo mismo, la empresa internacional de inversiones, que a día de hoy hace ganar al país tanto como el oro negro. Son pocos, pero prácticamente no trabajan, lo hacen los inmigrantes, que no consiguen la nacionalidad ni ellos ni sus descendientes prácticamente en ningún caso
Para mí, que esto aquí sería una ruina. Otro día seguiremos hablando del tema. Besos para todas y todos.




2 comentarios:

Anónimo dijo...

Esta muy bien explicado a groso modo. Solo pondria un apunte. 18.000 millones de euros no es nada, pero hay que acordarse que son al mes. Entocnes son mas de 200.000 que es tanto como el presupuesto del estado y un 50% mas menos de la deuda que ya tenemos. Todos los años. Asi que estamos hablando de una barbaridad solo para empezar. Luego llegaria todo loq ue tu has dicho, inflaccion, caida de ingresos...

tirinene dijo...

Mira, no había caído. Muchas gracias majo por la indicación.
Un saludo