jueves, 17 de junio de 2010

Mónica Naranjo y la ley de Murphy

Hola a todos y todas, cibernavegantes y cibernavegantas. Os voy a escribir una crítica sobre lo ultimito que ha martilleado mis tímpanos y ha herido mi sensibilidad, y que es nada menos que lo que se dimana de un trabajo de la artista Mónica Naranjo.

Creo que en la Historia de la Música Universal, no existe ni ha existido ser humano que haya hecho para mi humilde entender, algo más grande por la propia Música que lo que hizo Mónica Naranjo retirándose siete años. Ni Bach, cumbre de la armonía, ni Mozart, equilibrado y melódico sublime, ni Beethoven, alma romántica y sinfónica, fueron capaces con toda su obra de hacerle un favor tan grande al Arte Musical como el que le hace esta señora el rato que está durmiendo y queremos suponer que tiene la boca cerrada.

Porque ella es a la Música como Rambo a la paz; Ser un buen músico tiene mérito, ser el mejor es difícil, y ser lo peorcito que produce algo susceptible de ser escrito en corcheas, debe ser igual de complejo, y esta señora en mi opinión lo consigue con sobresaliente y mando en plaza. La capacidad de producir un graznido desgañitado de cuerda vocal con urticaria, es algo que no creo que pueda volver a ver en ningún espécimen del género humano por muchos años que viva.

Pero según la ley de Murphy, todo aquello que sea susceptible de empeorar, lo hará, y nuestro amado instrumento que ha tardado tantos años en diseñarse, depurarse y perfeccionarse, la Gran Orquesta Sinfónica, se ha prestado en algún lugar del mundo a ser maltratado acompañando a los berridos destemplados de esta buena mujer, cumpliéndose así la ley fatal. Si Berlioz, Toscanini o Celibidache ven este atentado musical, se echan al monte después de la siesta.

Bien, vamos al grano. Resúltase que la inefable cantante hispana ha perpetrado en los últimos tiempos un producto que responde al nombre de "Adagio", y es una recopilación de sus méritos acompañada de una orquesta sinfónica mexicana con desarreglos musicales al uso. En los videoclips relativos al evento discográfico, que pueden verse de cosecha en youtube, esta señora aúlla -en mi opinión-, más fuerte que nunca, llevando su paroxismo vocal e interpretativo a cotas poco vistas en la historia de Occidente.

La orquesta; No sé si es un "bolo" o es una orquesta institucional mexicana, pero ¡¡qué penita!! Si yo soy un violinista ruso que después de estudiar diez años en el Bolshoi tengo que tocar esa cosa que debe venir escrita en la separata, no tocaría un solo pasaje sin estar empapadito en vodka. Una pena, vamos. Desconozco qué patronato tendrá esa orquesta sinfónica, pero prestarla a ese experimento es para cesar al responsable y mandarle a cortar mezcales a Guanajuato. Allá ellos.

Y en cuanto al director, tiene mérito, porque llevar una melena suavizada, alisada y con ese movimiento de cola de caballo árabe que tiene la de ese chico, le tiene que haber llevado horas y horas de trabajo sobre partitura.

Pero intentemos ser ecuánimes -dentro de lo poco ecuánimes que somos capaces de ser por nuestra condición chulesco-existencial-. ¿qué tal nos parece que canta esta mujer?
Pues aunque por lo escrito anteriormente pudiera dar la impresión absolutamente contraria, no me parece que cante mal per se, es decir, no me parece una mala cantante, pero creo que es una víctima de su propio estilo.

Vamos a ver. Según el libro, todos los instrumentos musicales y la voz humana, según su tesitura, que es la extensión del agudo al grave que pueden alcanzar, tienen una región grave, una región media y una región aguda. La sal de la música bien escrita, sobre todo para la voz, está en obtener una hermosa melodía dentro de la región media, aproximándose y entrando en ocasiones al grave o al agudo según sea conveniente al desarrollo melódico de la propia obra y con el objeto de crear efectos sonoros o simplemente belleza.

En el caso de esta señora, su coloratura vocal es la de una contralto natural, color bastante difícil de encontrar en las mujeres, que son en su mayoría sopranos. No es raro que en una coral, la mayoría de las contraltos sean sopranos cantando en grave. Pues no es el caso. Mónica Naranjo tiene una bella voz de contralto, y lo mejor es que ella en sí misma es bastante musical. me atrevo a decir que con el trabajo adecuado, esta mujer podría cantar papeles de contralto verdiana sin grandes problemas. De hecho, en las canciones más "lentas", cuando canta en el grave y no fuerza la voz, lo hace hasta medianamente regular.

Pero ¿qué es lo que hace? Compone o le componen -eso da igual- canciones que son transportadas unos agudos a los que sencillamente por tesitura no llega, por lo cual, se ve obligada a proferir alaridos forzando las cuerdas vocales si quiere alcanzar la tesitura necesaria. Si no tiene problemas de nódulos -cosa que no sé-, es que esta señora es una fuerza de la Naturaleza. No hay más.

Y luego está la prensa. Hace poco esta mujer actuó en Mérida y un periódico de por aquí dijo: "Mónica Naranjo deja su torrente de voz en Mérida". A vocear le llaman tener "torrente de voz". ¡¡pero qué torpes son!! Allá ellos. Posteriormente a esta señora la entrevistaron en una cadena de radio de por aquí y dijo todo lo que dice esta gente; que si ahora se ha pasado a la Música Clásica, que si patatín, patatán... Lo de siempre, pero esta de música clásica sabe lo que yo de hacer sudokus, o sea, ni la menor idea. Por cierto, cuando Emilio el Cuchipi, en sus tiempos el cabrero de mi pueblo llamaba a las cabras en el monte, también tenía un torrente de voz impresionante, se podía haber ido de gira con esta mujer.

En fin, otra más que se mete a hacer cosas que le sientan como a un santo dos pistolas del 45, otra gloria como aquel injerto que hizo ese de los Mecano y le llamó ópera y muchas barrabasadas que se le hacen a la música sinfónica. Joer, lo del Cano este fue de miedo. Leí en un periódico una entrevista que le hicieron y el guaje decía que había tenido problemas oculares por escribir su ópera diez horas al día con tres ordenadores a la vez, y que se había arruinado por alquilar una orquesta un montón de veces para probar como sonaba lo que iba escribiendo. ¡¡sacrificado, romántico y abnegado compositor operístico, probito mío!! Yo creo que estos del pop se vuelven megalómanos y necesitan una sinfónica para creerse genios. ¡¡válgame Dios!!

Claro, debe ser por eso que Bach murió prácticamente ciego, debió ser por los ordenadores con los que escribía, y Mascagni y Mozart se arruinaron, porque cada ocho o diez compases de ópera que escribían, necesitaban una orquesta para saber cómo iban a sonar. ¡¡pero cuantas tontunas hay que leer!!

En fin, que no os compréis el disco de esta moza -o al menos yo no lo haría-, y que si os place y os vaga, escuchéis buena música. Ópera la que queráis. Si queréis iniciaros, cavallaria Rusticana de Mascagni, la Traviata o el Rigoletto de Verdi. Si estáis en un nivel intermedio, dadle a Donizetti (l´elixir d´amore, por ejemplo) o Puccini -la que queráis-, y si tenéis tiempo y ganas, Wagner.

La vida es bella y la Música más.

3 comentarios:

casimiro dijo...

Lo prometido es deuda. Aquí estoy, a golpe de teclado, enviándote un fuerte abrazo. Eres un hombre sabio "Don José". Y lo peor es que hasta escribes bien. Para meter el dedo en la llaga (y no la pata)no voy a escribir más pero te dejo un enlace de una obra que compartí con Hevia:
www.youtube.com/watch?v=u92tOeubLMo
¡A ver cómo sales de esta!
Por los viejos tiempos...
Juan Carlos

Anónimo dijo...

Siempre pensé que a esta señora algún día se le quebraría la voz con los abusos en las notas agudas por lo que no me extraña que se retirase. El retorno, ya se sabe, o se supone, casi siempre es porque se acaba la "guita". Creo que su canción mas acertada es alguna cercana al estilo heavy, que le recomiendo mas que acercarse a la música culta. Gracias por tus artículos, son muy divertidos. Saludos!!

Anónimo dijo...

Completamente de acuerdo. Siempre pensé que esta mujer era "la que mejor gritaba en España" ¡Y pensar que la han comparado con la Streisand!